Etiquetas

,

He recibido una guía intereante para leer: “Brand Thyself! How to use Social Media to build a Strong Personal Brand…

La verdad es que habla de cómo el hecho de conocernos a nosotros mismos en profundidad, nos permite averiguar cuáles son nuestras fortalezas, lo que podemos aportar y lo que nos diferencia del resto de nuestros competidores, que aparentemente tienen nuestras mismas experiencias o conocimientos. Aquí es donde aparece un término que estudié hace tiempo pero que se me quedó marcado con fuego. Ese conocimiento lo considero un tesoro que me hizo entender muchas cosas, y no es ni más ni menos que la Inteligencia Emocional.

La inteligencia emocional engloba no sólo nuestras emociones o cómo actuamos frente a ellas, sino también las capacidades que poseemos para darnos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor o de empatizar más o menos con los demás. En términos más específicos nos permite tolerar las presiones y frustraciones en el trabajo, activar nuestra capacidad de trabajar en equipo y crear una aptitud social hacia los demás que nos ayudará a mejorar nuestro desarrollo personal y profesional. Por supuesto este tipo de inteligencia difiere según la persona, aunque yo confío en que se puede cultivar.

En definitiva es un concepto que no se debe perder de vista, su utilidad puede ser muy ventajosa porque con ella a cambiado la forma de medir la inteligencia. Ahora podemos entender frases como:

-Esta persona es avispada, siempre sabe lo que tiene que hacer para agradar a los demás, es capaz de vender lo que sea, tiene don de gentes…

Y es que este tipo de inteligencia nos permite destacar en el mundo laboral de forma diferente. Quizás no tengamos el mejor expediente académico pero aún así podemos aportar grandes cosas.

En segundo lugar, esta guía nos dice que una vez que conocemos nuestras fortalezas y debilidades, podemos utilizar las herramientas 2.0, las Social Media para crear oportunidades y eliminar amenazas, como si de un análisis DAFO se tratara.

A día de hoy las empresas también utilizan estas herramientas en su búsqueda del empleado perfecto. Lo primero que hacen antes de contratar a un nuevo trabajador es meterse en Google o en cualquier otro buscador para que indexen tu nombre, y así descubrir parte de tu personalidad, que en muchos casos puede ser camuflada en una entrevista de trabajo.

Entonces las redes sociales, blogs, foros…, y demás herramientas pueden ser utilizadas para expandir tus virtudes, tu inteligencia emocional, tu marca personal. Algunos pueden ser reticentes, y es que la web 2.0 tiene dos caras, de modo que os animo a que lo probeis antes y elimineis lo no deseado o lo que pueda resultar una debilidad. Hay que empezar a hacer limpieza o to clean up your act.

Por supuesto esta guía da mucho más de sí, ya os iré contando!

Anuncios