Etiquetas

     Actualmente en un mundo laboral tan competitivo es vital darse a conocer. Por suerte ahora contamos con más medios para convertirnos en relaciones públicas de nuestro propio curriculum. El boom tecnológico nos trajo algo más que ordenadores, ya que con ellos llegaron las redes sociales.

     En un principio podemos creer que las redes sociales se utilizan solamente para hacer amigos o contactar con ellos y con familiares, salvando las distancias. Pero también pueden convertirse en plataformas para el Networking, un término complejo que engloba las redes sociales convirtiéndolas en amplias agendas de contactos profesionales. Entonces posiblemente, una de las mejoras formas de encontrar trabajo hoy en día es el networking, es decir cultivar nuestras redes personales y profesionales.

Podemos dar a conocer nuestras habilidades, conectar con posibles socios o vender nuestros productos, uniéndonos a diversas redes sociales, creando un blog o insertando nuestro Cv en portales de empleo. Sin embargo debemos tener presente nuestra estrategia y diferenciar bien nuestras relaciones de interés.

     Por otro lado, aunque en muchos casos el networking facilite los “enchufes” laborales, cuyas diferencias divergen entre líneas muy finas, el primero es una técnica lícita que requiere de mucho esfuerzo y trabajo. Es tarea dificil convencer de que eres la mejor opción de entre muchos candidatos, y eso sólo se consigue con tesón. Los enchufes sólo sirven si estás bien preparado para el puesto, sino tu trabajo puede ser decepcionante y perder grandes oportunidades.

     De modo que es necesario cuidar muy bien vuestra imagen en Internet, ya que este puede ser un arma de doble filo. En un mundo socialmente conectado, una conducta visible en la web puede destruir tu futuro laboral o impulsarlo de forma sorprendente.


Anuncios