Etiquetas

,

     Muchos desconocidos del mundo del vendedor comercial desconocen este término, pero estoy convencida de que todos alguna vez hemos tenido que enfrentarnos a los temidos comerciales a puerta fría, sí esos que llaman a tu timbre a las 16:00 horas de la tarde o a las 20:00 horas, recién salido de trabajar, para venderte algo que no quieres, ni necesitas (también existe la modalidad puerta fría telefónica, con un horario infinitamente más amplio).

Y no sé a vosotros, pero para mí sí son temidos, es un miedo entre avergonzado e indignado, que a veces se convierte en un gran malestar en mi conciencia por no abrirles la puerta.

-Pobrecillos están ahí todo el día casa por casa…pero están todo el día molestando…bueno pero es su trabajo…no, estoy harta de que me quieran vender la moto…pero está lloviendo, seguro que llevan los bajos mojados…

Nada, al final tardas tanto en decidir qué hacer que el pobre comercial a puerta fría se va aburrido, y claro ellos no tienen tiempo de esperar a que salgas de la ducha o a que termines de cocinar, porque ellos van a comisión!

Muchos profesionales de este sector piensan que este trabajo te endurece, y que es un arte de seducción, probablemente de seducción de la tercera edad, que es la que suele estar en casa por las mañanas.

Pero no seamos ilusos, todo está estudiado al milímetro, hay miles de técnicas y a veces basta con echarle un poco de morro. Pero por supuesto, no todo el mundo vale para este trabajo, es crucial una fuerte seguridad en tí mismo y en lo que vendes. No olvidemos que tenemos que convencer, disuadir e incluso conquistar a nuestro cliente aleatorio.

En muchas ofertas de trabajo te insistirán en qué ser comercial a puerta fría es un chollo, que te puedes hacer millonario si estudias una serie de técnicas de comunicación verbal y no verbal.

-Hay que perderle el miedo!-Te dicen

Yo me río y les digo:

-Hay que tener estómago!

Entonces recapitulando, ser comercial a puerta fría es un trabajo bien remunerado:

  • si eres capaz de jugar a los engatusados,
  • de creerte lo que dices y
  • de rematar la faena con gusto.

Hablar de las condiciones laborales de este tipo de comercial mejor lo dejamos para otro post.

Anuncios